Suscripciones
Contáctanos
PSIQUE Y SALUD
ENFERMEDADES INVISIBLES
Determinan expertos 9 dolores físicos que en realidad son emocionales, cómo tratarlos está en ti: determina cuáles son tus problemas, enfréntalos, busca una solución y valora la parte positiva de lo que tienes

Muchos de los dolores físicos que aparentemente no tienen una correlación con una enfermedad  o alguna condición médica, son el resultado de que la parte emocional de la persona se encuentra afectada.

“Yo digo con frecuencia que no puedes divorciar Tu Salud de tus emociones. Cada sentimiento que tienes afecta a alguna parte de tu cuerpo, y puede impactar en tu salud física”, explica el doctor Joseph Mercola, en su famosa página web Mercola.com.

De acuerdo con un estudio realizado en Finlandia, los investigadores le pidieron a los 700 voluntarios, procedentes de Taiwán, Suecia y Finlandia, que pensaran en determinadas emociones y que luego pintaran el área de su cuerpo que habían sentido que se activaba al pensar en esa emoción, en una silueta en blanco que les habían entregado previamente.

La conclusión del estudio fue que las personas, en su mayoría, sienten los mismos lugares del cuerpo afectados, de acuerdo con las mismas emociones.

El cuerpo demuestra estos síntomas, relacionados con la presión emocional por la que se está pasando, como un mecanismo de defensa para decirte que debes detenerte en lo que sea que estás haciendo, por que te ha empezado a dañar.

La relación de la mente sobre el cuerpo es bien clara. Del mismo modo que las enfermedades físicas influyen en tu estado de ánimo y nos provocan temor, miedo o preocupación, muchas emociones provocan problemas psicológicos y estos generan síntomas físicos.

Es importante que sepas que esta información no intenta dar un diagnóstico y que ante cualquier problema de salud debes recurrir a un especialista.

* Con información de Deseret News, artículo de Mariel Reimann, colaboradora de Familias.com.

 

EL PODER DE LA MENTE Y LAS EMOCIONES

Las enfermedades psicosomáticas son habituales de lo que se cree. Si bien no se habla mucho acerca de ello, la gran parte de los trastornos que se sufren derivan de un cuadro psicosomático; y esto no es nada raro, simplemente es una definición, ya que solo significa que afectan al cuerpo y a la mente.

Los trastornos psicosomáticos son otra forma de manifestación en el cuerpo físico de lo que sucede a nivel emocional y mental. Es decir, alguien que tiene ansiedad siente palpitaciones, sin que esto sea una enfermedad física.

Incluso, con frecuencia se escucha decir, especialmente a personas en los extremos de la vida (niños y ancianos): “nada más fui al doctor y le dije lo que sentía y al salir ya me sentía mejor, no me he tomado la medicina todavía y ya no me duele”.

Lo anterior ocurre porque precisamente, existe una carga emocional que está generando el malestar físico, la cual se elimina al expresar sentimientos y sensaciones ante una persona que se sabe tiene las habilidades para tratar el malestar.

Las enfermedades psicosomáticas son muy frecuentes; se estima que casi un 12% de la población sufre estas molestias y se considera que una cuarta parte de las personas que acuden médico familiar presentan este tipo de enfermedades.

 

¿QUE ES UNA ENFERMEDAD PSICOSOMÁTICA?

La palabra psicosomática viene de mente (psique) y cuerpo (soma). En términos generales se entiende que una persona sufre somatizaciones cuando presenta uno o más síntomas físicos y tras un examen médico, éstos síntomas no pueden ser explicados por una enfermedad médica. Existen enfermedades que se convierten en graves debido a cuadros de estrés o ansiedad.

 

 

 

DOLENCIAS FÍSICAS DE ORIGEN EMOCIONAL

1. Dolor de cabeza

Estos dolores son a menudo relacionados con las personas que constantemente están superando obstáculos. Una vida llena de desafíos constantes es capaz de producir estos dolores. Es importante que encuentres tiempo para desconectarte de los problemas a diario y dejar que todo fluya.

 

2. Dolor de cuello

En dolor inexplicable en el cuello, parece estar relacionado con los rencores, esos sentimientos negativos de los que a veces no nos despojamos que comienzan a estresarnos, y luego se convierten en un problema para nuestra salud.

 

3. Dolor de hombros

Estos dolores se relacionan con el tipo de personas que por sus trabajos o situaciones familiares son enfrentadas a diario tomar decisiones importantes, ya sea para ellos mismos o por otros. Profesiones como la medicina, o la abogacía, son algunos ejemplos de trabajos que enfrentan a las personas a tomar decisiones, a veces de vida o muerte, por otros.

 

4. La parte superior de la espalda

Según los expertos en el tema, los dolores en esta parte de tu cuerpo estarían relacionados con el amor, o más bien con el miedo a amar. También tendría que ver con la falta de autoestima de auto aceptación.

 

5. La parte baja de la espalda

Estos dolores están vinculados con la parte materialista de las personas, y la falta de habilidad de deshacerse de las cosas materiales, o la obsesión de siempre querer tener más.

 

6. Dolor en las manos

Al parecer el dolor inexplicable en las manos, se relaciona con la falta de interacción con los demás. Tiene que ver con una vida más bien aislada y sin amistades.

 

7. Dolor de cadera

Los dolores de cadera se relacionan con el gran miedo a los cambios. Estas personas son muy apegadas a una rutina y forma de vida en particular, que en realidad no los hace felices, pero sienten pánico a los cambios.

 

8. Dolor de pantorrillas

Los dolores que afectan a estas partes del cuerpo están relacionados con los celos, con esos celos que de alguna forma se han convertido en una obsesión que uno se niega a aceptar o ver de esa forma.

 

9. Dolor en los pies

Los dolores en los pies representan apatía y desesperación. Por lo general estas personas tienen una gran carga en sus vidas. Se trata de problemas o situaciones sin resolver que has venido arrastrando y ahora pesan tanto que no pueden más con ellas.

 

AYUDA PROFESIONAL

En todos los casos es importante que cualquier dolor o malestar físico sea consultado con un médico, sin embargo, encargarte de tu estado emocional, es igualmente importante para Tu Salud.

La terapia psicológica es bastante útil par trata de determinar cuáles son tus problemas, enfréntalos y busca una solución que te ayude a generar una verdadera calidad de vida en tu vida.

La mayoría de las enfermedades psicosomáticas más comunes están relacionadas con el estrés, por lo tanto, la clave para no sufrirlas es reducirlo al máximo posible a través de terapias, actividades relajantes y haciendo todo aquello que te produzca bienestar.

 

PREVENCIÓN Y CONTROL

El mejor modo de controlar y de evitar las enfermedades psicosomáticas consiste en prevenir el estrés y adaptar las respuestas físicas ante situaciones que te ponen nerviosos o que generan tensión.

Observa tus emociones y tus sentimientos, la manera cómo tu cuerpo reacciona ante una crisis o una situación concreta. Así es más fácil determinar si lo que haces afecta directamente a Tu Salud.

Es esencial efectuar actividades para combatir el estrés, teniendo por ejemplo un hobby como pintar, escribir o tocar un instrumento. Estos son buenos modos de desconectar y de desprenderse de lo que produce tensiones y genera malestar.

Hacer ejercicio con frecuencia es una excelente válvula de escape para las tensiones y el estrés, además que ayuda a que el cuerpo genere sustancias bioquímicas que ayudan al organismo a sentirse mejor. De paso, estás cuidando de Tu Salud.

Es muy importante aprender a resolver los conflictos utilizando la inteligencia emocional de las partes afectadas. Las enfermedades psicosomáticas aparecen muy a menudo porque se acumulan tensiones generadas por pensar en los problemas en lugar de buscar soluciones.

Es importante encontrar alternativas para liberar el espíritu y el cuerpo del estrés provocado por los problemas diarios.

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE