Suscripciones
Contáctanos
BIENESTAR
Controla el estrés
Debes atender este problema antes de que se vuelva un problema mayor

Deseret News

Así como en un jardín es necesario retirar la maleza para que no lo invada por completo, no hay otra alternativa que deshacerse del estrés, o por lo menos atender este problema, antes de que debilite gravemente nuestra calidad de vida. Si tienes mucho estrés y te percatas de ello, hay algunas estrategias que puedes realizar para mitigarlo, controlando las reacciones emocionales que propicia y atendiendo las causas que lo generan.

1. Cuestión de perspectiva

Un buen consejo para disminuir el estrés es modificar la manera en la que habitualmente consideras las cosas. Ante un problema que se te presente hazte las siguientes preguntas: ¿Qué es lo peor que puede suceder? ¿Realmente puede pasar? ¿Hiciste lo más posible para que no aconteciera? Si fue así, mejor olvídate del problema o, si no, adopta medidas positivas para tratar de solucionarlo.
Recuerda que las enfermedades derivadas del estrés no son motivadas por eventos externos, sino por cómo reaccionamos ante ellos. Es importante practicar el optimismo y buscar la compañía de personas que sean optimistas para habituarse a tener una postura positiva ante los desafíos cotidianos.

2. Evita situaciones de excesiva tensión

Algo elemental podría ser dejar de lado todo cuanto nos cause estrés, pero esto no siempre es sencillo de realizar sin una cuidadosa planeación. Debes cambiar hábitos de vida, por muy arraigados que estén en tu personalidad. Por ejemplo, es preciso buscar diferentes soluciones y adoptar posturas distintas ante los problemas, no solo una o la más habitual. Hay que tratar de ser más puntuales y previsores, tener una mejor comunicación con los demás o de plano limitar lo más posible el trato con aquellas personas con las que tengamos más desacuerdos.

3. Trata de relajarte

También es importante hallar actividades recreativas que te ofrezcan un cierto refugio ante el estrés. Elegir esos pasatiempos dependerá en mucho de los gustos y aficiones que tengas. Hay actividades que son muy efectivas para propiciar la relajación, como por ejemplo, la jardinería, golf, tenis, y squash. Otras personas encuentran una fuente de gran tranquilidad pasando tiempo con sus mascotas. Las actividades creativas, como la pintura, alfarería y bordado, también son muy recomendables, ya que además de ayudarnos a reducir el estrés nos permiten elaborar cosas hermosas y especiales.

4. Controla bien tu tiempo

Con frecuencia se tiene la impresión de que hay mucho por hacer y muy poco tiempo para lograrlo. Es una sensación desgastante que deriva en excesivo estrés. En este caso lo que puedes hacer es controlar mejor tu tiempo. En primer lugar separa lo que es verdaderamente urgente de lo que puedes hacer más adelante. Además, ten especial cuidado en solventar los asuntos que impliquen mayor responsabilidad.
A continuación delega aquellas tareas que puedan realizar otras personas, si tienes la posibilidad de hacerlo, y por último evita postergar lo que es necesario por parecerte tedioso. Basta con hacer las cosas en su momento, sin dudarlo, procurando cumplir.

5. Comida sana contra estrés

Muchas personas acuden a la comida chatarra cuando se sienten estresadas por algún problema, pero esto es un grave error. Procediendo así, con el tiempo se generarán nuevas dificultades, pero ahora relacionadas con la salud propia. Lo más recomendable es optar por refrigerios saludables como yogurt, leche tibia, plátano, cereal o jugo de naranja. Se trata de alimentos naturales que reducen la ansiedad al mitigar el hambre y fortalecen el organismo por sus abundantes valores nutricionales.

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE