Suscripciones
Contáctanos
MATRIMONIO
6 pasos a dar antes del divorcio ¡Aún no te rindas!
Un divorcio jamás es la decisión más fácil y práctica, por ello te invito a que antes de elegir ese camino hagas este proceso, te ayudará a ver cosas que quizás antes no podías

(DESERET NEWS)._ Las parejas completamente felices NO EXISTEN, no te dejes vender esa idea falsa, existen las parejas que se aman y por lo tanto luchan hasta el fin de sus fuerzas por superar cada obstáculo que se les pone en el camino, esas son las que jamás consideran el divorcio como una opción.
También están aquellas parejas que por más que luchan, no consiguen definir si es mejor estar separados o juntos. Llevan años considerando el divorcio como una opción pero en definitiva no logran decidirse y siempre dejan el tema en pausa, causándose daño pero sin poder alejarse del todo, lo que es un círculo dañino para el bienestar de una familia.
Y es de entender, el divorcio es una decisión que se debe tomar con cabeza fría y para nada bajo el ardor del disgusto o la frustración, y mucho menos bajo el influjo de un impulso momentáneo que puede llevar a un arrepentimiento tardío.
Por eso, para que no pases por esta situación, quiero que conozcas 5 cosas que DEBES hacer antes de pedir el divorcio a tu pareja.

1. Trata de concertar una reunión con tu esposo que no los lleve a enfrentamientos sin sentido
Antes de que los problemas fueran insuperables entre ustedes, podían hablar de cualquier cosas sin salir peleados; bueno, intenta que está reunión sea de ese tipo, porque vas a tener que hablar con tu pareja de lo que está pasando entre ustedes y lo justo es que ambos tengan tiempo suficiente y deseos de un cambio —sea positivo o negativo. Pero urge que las cosas finalmente se definan.
Ya teniendo claro de qué va la reunión plantéale el siguiente punto.

2. Después, hagan 2 listas más. La primera que incluya las cosas que te gustan y la segunda que tenga los aspectos que no soportas de tu pareja
Hay cosas que cambian a lo largo de los años en una persona y también hay otras que no, muchas de ellas fueron las que hicieron que te enamoraras de tu cónyuge, las otras fueron desarrolladas a lo largo de la convivencia.
Sean buenos o malos esos aspectos, lo justo es que se hagan consientes de ellos, porque sólo de esa manera es que se puede intentar buscar una solución a lo que tanto les molesta de cada uno.

3. Cada uno haga un listado de los problemas que tengan y consideren insuperables
La moneda siempre tiene 2 caras y lo mismo ocurre con los matrimonios. Lo que para ti puede ser una diferencia abismal, para tu esposo no lo es tanto, así que es importante ver la opinión que cada uno tiene de la situación y ver qué tan graves son los problemas que los distancian.

4. ¿Qué están dispuestos a hacer para salvar su matrimonio, antes de que sea tarde?
Ya con el conocimiento de sus cualidades, defectos y lo que cada uno considera que es un problema para la relación, propongan soluciones a los mismos, cambios reales y que puedan llevar a cabo para salvar su matrimonio.
Este paso va a tomar más tiempo porque de hecho tienen que hacer lo que se han propuesto para recuperar su relación. Una semana, un mes o más, el tiempo que sea necesario para que haya cambios significativos.
Si los cambios que lograron hacer les ayudan a darse cuenta de que podían seguir juntos por el camino de la vida, déjenme felicitarlos.
Pero si no, está el siguiente paso.

5. Asegúrense que de verdad ya no hay solución para sus problemas maritales
Pese a haberse dado la oportunidad de hacer cambios reales y tangibles, siempre habrá la posibilidad del divorcio, ya sea porque no se tuvo el suficiente empeño para lograr el cambio que ambos merecían, o porque en definitiva todo acabo entre ustedes.
Hablen de lo que ocurrió y prepárense porque ha llegado el momento que han estado postergando.

6. Lleguen a un acuerdo maduro de divorcio
De la misma manera que al casarse lo decidieron juntos, hagan lo mismo ahora, piensen que es por el bienestar no solo de sus hijos (si es que los hay) y el de la persona que tienen frente a ustedes y que una vez amaron.
Un divorcio en buenos términos siempre es mejor que uno donde ambos están en franca discordia, eso lo hará más rápido y menos doloroso para todos. Además de esto, no habrán heridas que echar en cara, a la larga tendrán una buena relación a favor de los hijos y de quienes les rodean.
Un divorcio jamás es la decisión más fácil y práctica, por ello te invito a que antes de elegir ese camino hagas este proceso, te ayudará a ver cosas que quizás antes no podías y si la relación de ambos tiene un buen pronóstico, todo se solucionara de una forma diferente a la que esperabas.
 

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE