Suscripciones
Contáctanos
LITERATURA
Invitan a vivir 'La hora del cuento'
Niños y adultos pueden ser parte del programa de lectura que llevan a cabo Cor Por Acción Pedal y Librerías México, los sábados

Las palabras se separan letra a letra para volar y dar vida a cuentos llenos de magia, aventura y emoción. Niños, con mirada curiosa y adultos cautivos escuchan esas historias que primero huelen a papel pero luego se sienten en la piel.
Se trata de La hora del cuento, un programa que lleva a cabo Cor Por Acción Pedal en Librerías México, los sábados a las 10:00 horas, con el propósito de fomentar el hábito de la lectura.
"La hora del cuento es ideal para ir a compartir historias, leemos, charlamos, participan las personas que asisten. Es un espacio agradable rodeado de libros... qué más podríamos pedir", expresó Juan Carlos Núñez,  directro de Por Cor Acción Pedal, una asociación que fomenta el teatro y la lectura.
Esta librería que dirige Daniela Reyes buscaba implementar actividades de promoción literaria y coincidió con la inquietud de Núñez, quien lleva varios años como contador de historias.
"Nos enfocamos en los cuentos por ser inicio de proyecto pero esperemos pronto esto crezca y las actividades también, en la librería hay muchísima apertura e interés por ofrecer actividades de calidad", enfatizó.
"Va dirigido a todo el publico, es entrada libre. Estamos pensando en otras ideas, todo depende de la participación de la gente, la imaginación no tiene limites, así que por ideas no nos vamos a detener, estamos pensando en invitados pero más adelante".
Núñez nunca imaginó que  leer fuera un trabajo, y no lo ve así, puesto que le fascina leer desde sus primeros años.
"A mí me fascinaba escuchar historias. En mi rancho se usaba mucho escuchar a los adultos relatos, leyendas o verdades que se trasmitían de generación en generación", rememoró.
"Mi primer contacto con los libros fue en el kínder, recuerdo que me escapé con mi prima y visité su salón de clase sin permiso de nadie. Me tomó de la mano y me llevó a su kinder, allí había un estand con libros y los hojeaba, eran pequeños cuentos con imágenes".
Después, añadió, su mamá le regaló unos caset de cuentos que incluía Pedro y el lobo y Caperucita roja.  A esta cinta la volteaba de un lado a otro una y otra vez.
Su hora faborita en la primaria era cuando sacaba de la mochila titulos que recuerda perfectamente: El viejo, el niño y el burro, La zorra y la cigüeña, La sopa de piedra, Lío de perro, gatos y ratones, Libro de español l lectura.
El también actor teatral consideró que los adultos quieren inducir a los niños a leer lo que a ellos les gustaría haber leído, mientras que los pequeños desean comportarse como adultos.
Al hablar de ello hace referencia a una imagen en la que se ve a dos mamás, con sus respectivos hijos. Una de ellas con un libro en la mano, como su hijo, y la otra, con el celular, igual que su heredero. La segunda mujer le pregunta cómo le hace para que su hijo lea. La respuesta está en la misma imagen.
"Si los niños quieren imitarnos, no podemos exigirles que lean o se interesen por los libros si a nosotros, como adultos, nos miran con el celular en todos lados", agregó el cuentacuentos.
"Décadas atrás teníamos la oportunidad de jugar más y desarrollar la imaginación a otra escala; los niños de ahora tienen la propia y lo único que nos queda es inducirlos con buenas historias para que ellos descubran lo divertido que resulta leer".
Nuñez enfatizó que la literatura abre posibilidades de la imaginación, amplía el criterio, desarrolla sensibilidades, permite ser analítico, añadiendo además que es una manera de viajar sin pagar boleto.

ASOCIACIÓN
Por Con Acción Pedal es una asociación que promueve el hábito de la lectura, así la producción y el gusto por el teatro.

SÁBADOS

10:00 horas:_ 'La hora del cuento', en Librrerías México, por ÁlvaroObregón, casi esquina con Juan José Ríos.

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE