Suscripciones
Contáctanos
SALUD
Mujeres, más propensas a afecciones cardiacas
Hay síntomas que no se deben ignorar porque pueden representar una falla del corazón

Las mujeres son más propensas a las afecciones cardiacas que los hombres. Esperando más tiempo, la gravedad puede ser grande y es posible que usted esté poniendo en riesgo su vida.

Las mujeres tienen un corazón grande, literalmente. Bombea unos 5 litros de sangre a todo el organismo y late unas 110 mil veces por día. Y ese corazón que trabaja tanto puede a veces verse afectado.

Síntomas como dolor en el pecho, ardor o presión en determinados lugares deben ser investigados cuidadosamente por un profesional adecuado lo antes posible.

Puede no ser nada, pero también puede ser un signo de que algo no está funcionando bien en el corazón.

De acuerdo con una investigación publicada en el Canadian Journal of Cardiology, las mujeres deben dejar de pensar que un pequeño dolor en el pecho no es nada y no ignorar este síntoma.

Sea cual fuere la intensidad del dolor, merece una investigación.

El estudio demostró que, a diferencia de los hombres, las mujeres necesitan que el dolor se agrave o esperan hasta que aparezcan otros síntomas para buscar atención médica. Y ese error puede ser fatal. Síntomas como una angina no deben ser ignorados.

En un trabajo de investigación que abarcó a 31 pacientes cardiacos, se encontraron seis fases en los encuestados luego de la aparición del dolor en el pecho: incertidumbre, negación, preocupación por los familiares, reconocimiento de la gravedad, atención médica y aceptación.

Y la gran diferencia entre los pacientes varones y las mujeres es que éstas se demoraron más que los hombres en la fase de negación, además de esperar a que los demás miembros de la familia les dijeran que algo no funcionaba bien.

Las mujeres son más propensas a las afecciones cardiacas, pese a la creencia popular generalizada de que es principalmente un problema masculino.

Las mujeres también creen que no quieren ser una carga, que reaccionan de manera exagerada o que tienen demasiadas cosas entre manos como para preocuparse al respecto, lo cual debilita la prevención.

Durante el estudio, las mujeres que participaron tenían entre 44 y 84 años.

Por ende, la edad no es excusa para el dolor en el pecho o apenas un pequeño dolor. Puede presentarse incluso antes.

Esperando más tiempo, la gravedad puede ser grande y es posible que usted esté poniendo en riesgo su vida.

Recapitulando: sentir presión en el pecho, ardor o una sensación de tirantez significa que tal vez sea tiempo de hacerse un chequeo para saber si su corazón está funcionando bien.

La prevención continúa siendo la mejor opción para quienes quieren vivir una vida un poco más larga.

 

 

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE