Suscripciones
Contáctanos
ALIMENTACIÓN
No incluya estos 8 alimentos en su lista de compras: Aunque lo parecen, no son saludables
¿Los 'alimentos para la salud' que está comprando son realmente saludables? Si está comprando los siguientes ocho alimentos en forma habitual para fortalecer su salud, es hora de que vuelva a considerarlos

(DESERET NEWS)._  ¿Los "alimentos para la salud" son realmente saludables? Si bien ningún alimento individual es nocivo como para etiquetarlo universalmente como alimento a excluir, muchas personas compran alimentos en el almacén pensando que son saludables descubriendo más tarde que no lo son. Si usted está comprando estos alimentos en forma habitual con el objetivo de fortalecer su salud, es hora de que vuelva a pensar su próxima visita al almacén.

1) Jugo de fruta
Siempre que sea posible, elija frutas enteras antes que el jugo. La fibra demora la absorción de los azúcares que se presentan naturalmente en las frutas enteras. Cuando la fruta se hace jugo, se elimina la fibra, dejando atrás azúcares de fácil absorción. Una porción de una taza de jugo de fruta contiene alrededor de 30 gramos de azúcar, la misma cantidad que encontrará en 7 ½ cucharadas de té de azúcar de mesa blanco.

2) Granola, fibra o barritas de proteínas
Parecen una opción fácil y rápida para comer sin sentarse a la mesa. Existen, sin duda, buenas versiones de estos alimentos, pero son difíciles de encontrar. Muchas barritas contienen elevadas cantidades de azúcar y muy pocas proteínas o grasa, lo cual las asemeja más a una golosina que a una comida completa. Si las está consumiendo como reemplazo de una comida, trate de encontrar una barrita que tenga por lo menos una proporción de proteínas/hidratos de carbono totales de 1:1.

3) Yogur saborizado
El yogur puede ser una fuente fantástica de probióticos y proteínas, pero los yogures excesivamente dulces pueden contener azúcar suficiente como para ser más perjudiciales que útiles para la salud. 
Es frecuente que los yogures saborizados contengan tanto azúcar como una lata de 8 onzas de gaseosa. En lugar de comprar yogures saborizados o con frutas en la parte inferior, trate de comprar el yogur natural, agréguele fruta fresca o congelada, y endúlcelo con una pizca de miel.

4) Gaseosa dietética
No hay nada en el mundo de los alimentos que no tenga un costo, y eso incluye a la gaseosa dietética. Si bien los datos sobre nutrición muestran calorías cero, nada de grasa y nada de azúcar, las gaseosas dietéticas han sido asociadas a un mayor riesgo de obesidad, diabetes, síndrome metabólico y enfermedades cardiovasculares.
En lugar de una gaseosa, pruebe el agua saborizada con lima o limón recién exprimidos. Si el síndrome de abstención es muy fuerte, comience por beber al menos la misma cantidad de agua que de gaseosa y luego vaya reduciéndola gradualmente.

5) Comidas congeladas
Recorrer la góndola de comidas congeladas puede resultar tentadora para aquellos que nunca se sientan a comer. Muchas comidas congeladas están repletas de sodio y tienen bajo contenido en alimentos ricos en nutrientes, aunque el envase las haga parecer una opción saludable. 
Muchas entradas dietéticas también tienen bajas calorías y nutrientes que no constituyen una comida adecuada a nivel nutricional. En vez de comprar una de esas comidas, para una comida rápida y fácil, trate de preparar algunas entradas a base de proteínas como pollo grillado antes de comenzar la semana, luego combínelas con una verdura.

6) Alternativas lácteas azucaradas
La leche de almendras, soja y coco es una de las modas más recientes para la salud. Si bien las versiones naturales y sin azúcar de estos productos pueden indudablemente ser una opción saludable, muchos compran las versiones muy azucaradas de estos alimentos pensando que obtendrán los mismos beneficios. 
La leche de almendras no azucarada obviamente no contiene azúcar, pero una taza de leche de almendra con sabor a vainilla le aportará 15 gramos de azúcar agregado. Si quiere probar una leche no láctea, opte siempre por las versiones no azucaradas.

7) Bagels (roscas)
Aunque no son intrínsecamente malos, la mayoría de los bagels equivale en hidratos de carbono y calorías a tres a cuatro rebanadas de pan. Muchos bagels están hechos con harina refinada, que naturalmente contiene pocas vitaminas, minerales y fibra. 
En vez de un bagel, elija una rebanada de pan integral o un muffin inglés. Si sencillamente quiere comer un bagel, cómalo por la mitad o retire la parte interna blanda para reducir la cantidad total de pan en la comida.

8) Yogur helado
El yogur helado tiene fama de ser mucho más saludable que la crema helada. Si bien los yogures helados contienen en su mayoría realmente una cantidad más baja de grasa, muchos tienen niveles iguales o más altos de calorías y azúcar que las cremas heladas. 
Si quiere comer algo dulce a la noche, pruebe frutos del bosque frescos en el yogur. Si no hay nada que pueda reemplazar la crema helada o el yogur helado, limite su porción a una media taza.
 

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE