Suscripciones
Contáctanos
MATRIMONIO
La fórmula infalible para evitar las infidelidades
Así como las parejas que experimentan menos intimidad son más propensas a rupturas o infidelidades, la ausencia de esto puede provocar los mismos resultados negativos e indeseados.

No es muy común encontrar a la ciencia apoyando a la fe, por lo general la ciencia refuta a la fe, sin embargo a la hora de la fidelidad entre un hombre y una mujer, la fe parece ser el remedio.

La infidelidad entre el matrimonio es uno de los temas que más toco, y no porque me guste, sino porque es uno de los problemas más comunes entre las parejas, y el causante de miles de lágrimas, corazones rotos, y familias destruidas.

Esta vez, me gustaría traer a colación tres estudios realizados en el 2010, que llegaron a una increíble conclusión: Las oraciones entre un hombre y una mujer pueden salvar no sólo al matrimonio, sino que a toda la familia.

¿Cómo funciona?

1. Le da carácter sagrado a la unión

Aunque no tengan una religión oficial, ni una iglesia o credo particular con el que se sientan identificados, las oraciones o buenos pensamientos hacia el otro (cuando forman parte de una rutina), según la ciencia, ejercen un poder sobre la fidelidad de la pareja.

Los estudios consistieron en pedir a una parte de las parejas participantes, que por el transcurso de cuatro meses, oraran por sus parejas individualmente. La otra parte del grupo debía sólo tener pensamientos positivos consientes (es decir, intencionales) a diario. Por último, la porción restante de matrimonios debía orar juntos a diario pidiendo por el bienestar de la relación.

La conclusión fue contundente, y no dejó lugar a dudas: Los matrimonios que oraron juntos, dejaron de tener problemas de infidelidad, ambos dejaron de tener pensamientos de atracción hacia otros y la unión se sintió más fuerte.

?Aparentemente, el orar por tu pareja o cualquier otro tipo de comportamiento que tenga que ver con lo sagrado, reduce el deseo de que los hombres y mujeres puedan tener de ser infieles?, explica el Dr. Jeremy Nicholson, en Psychology Today.

2. Funciona aún en parejas que no son religiosas

?Para quienes no son religiosos el beneficio puede venir de encontrar la forma de darle el carácter de sagrado y especial a la relación, en otras formas. Tal vez con sólo compartir un pensamiento con tu pareja a diario expresando por qué su relación es sagrada para ustedes?, agrega Nicholson.

3. La sensación de estar haciendo el compromiso con alguien más poderoso que un ser humano impacta

Los tres estudios reflejaron exactamente los mismos resultados, aquellos que oran juntos o se comprometen a diario a mantener la relación como algo sagrado no sólo no son infieles, sino que no sienten el deseo de relacionarse inapropiadamente con alguien del sexo opuesto.

Todo cuenta

No sólo las oraciones de rodillas y a Dios cuentan. El sólo hecho de ponerse como meta, de al menos una vez al día, recordarse mutuamente acerca de lo ?sagrada? que es la unión que tienen entre ustedes, utilizando pensamientos positivos, de agradecimiento, de respeto y buenos deseos, ayuda enormemente a que ambos miembros en la pareja experimenten una unión mucho más fuerte entre ambos, refrenando o desapareciendo los deseos o ?tentaciones? de ser infiel.

La unidad espiritual (nuevamente, no sólo la religión hace esto, hay otras formas de sentirse uno en la parte espiritual), es tan importante como la unión física. Así como las parejas que experimentan menos intimidad son más propensas a rupturas o infidelidades, la ausencia de unión espiritual puede provocar los mismos resultados negativos e indeseados.

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE