Suscripciones
Contáctanos
MATERNIDAD
La difícil vida de una madre adolescente
Debemos ver la maternidad como el milagro más grande de la vida, y debemos estar preparados para ella

DESERET NEWS._ Que la maternidad es lo mejor que le puede pasar a una mujer y no a una niña es parte de una campaña que se promueve en México para concientizar sobre la problemática y los riesgos que significa convertirse en madre a edades muy tempranas. En lo personal mi mamá se casó siendo muy joven y muy joven se convirtió en madre, debo agregar que es la mejor madre.
Sin embargo ni ella ni yo fuimos jamás ciegas a los retos y renuncias que tuvo que enfrentar en el camino de la maternidad. Sé que el amor de mi madre es inmenso, sé que he sido en su vida el motor, el argumento y las respuestas que necesitaba para aferrarse a salir adelante. Pero incluso ella, cuando llegó el momento de aconsejarme, me pidió que primero creciera, viviera y madurara antes de dar ese paso.
Nunca lo dijo con todas sus letras, pero estoy segura de que sus consejos estaban basados en lo difícil de la travesía que le tocó. En todo a lo que tuvo que renunciar y enfrentar, y por el gran amor que me tiene no deseaba me tocara vivir a mí. Y es que la maternidad a cualquier edad es un reto, pero mucho mayor cuando se es muy joven, pues la mayoría llega a la maternidad sin haberlo deseado.
El lado amargo de ser madre adolescente
Estigmatización de la sociedad

Cuando como sociedad vemos a una chica muy joven siendo madre, lo primero que se piensa es que es una joven que no recibió la educación adecuada, que careció de los valores necesarios en su casa. Que es irresponsable, insegura y con pocas aspiraciones a futuro. Aunque esto pueda o no ser verdad, por duro que se escuche no deja de ser cierto.
Problemas en el hogar
La familia comienza a resquebrajarse, pues los padres viven entre la culpa de qué hicieron mal y el deseo de descargar sobre la joven madre los reclamos y la frustración de ver que todos los planes y sueños que tenían para su futuro, cuando menos tendrán que replantearse. Y aunque den su apoyo, ciertamente la tensión en la relación estará presente.
Paternidad irresponsable
Es significativo el número de abuelos que terminan siendo los padres de sus nietos, eso sin contar que por lo general los padres jóvenes se desentienden de la responsabilidad y son las madres quienes deben asumir ambos roles, algo que incidirá directamente en la educación de los niños y creará lagunas afectivas que lo seguirán durante toda su vida.
Perjuicio social
Aunque no lo creas toda la sociedad paga las consecuencias de los embarazos tempranos, porque además de que se deberán destinar recursos públicos para hacerles frente. Todas las posibilidades de tener una fuerza laboral preparada y enfocada en aportar en beneficio de la sociedad se altera, y a cambio reciben jóvenes que sin planificación alguna se inician en trabajos de mano de obra barata y sin grandes aspiraciones a futuro.
Problemas en la salud de la madre y el menor
Mala nutrición, partos prematuros, tamaño inferior al normal, lentitud en el desarrollo cognitivo, malformaciones son algunos de los riesgos para los hijos de madres adolescentes. Mientras que para ellas algunos de los padecimientos recurrentes son depresión, abortos espontáneos, hipertensión, etc.
De la reproducción depende nuestra permanencia como especie, sin embargo no creo que a cualquier precio sea una visión saludable. Es por ello que, si bien, debemos ver la maternidad como el milagro más grande de la vida, es precisamente por eso que tenemos que prepararnos para estar a la altura del reto que es nuestra propia existencia. Porque cada vida cuenta, haz bien las cuentas de tu vida.

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE