Suscripciones
Contáctanos
TRAGEDIA
¿Recuerdan el ataque del caimán en Orlando? Aquí hay muchos padres que dejaron jugar a sus hijos en el mismo lugar
Una gran cantidad de padres comparten fotos de sus hijos en la playa en diferentes redes sociales a fin de darles apoyo moral a las familias que perdieron hijos.

(DESERET NEWS)._ Hace ya un par de semanas que un caimán arrastró a un niño de 2 años cerca de un hotel de Walt Disney World. Ambos desaparecieron ese martes por la noche pero el cuerpo del pequeño fue descubierto al otro día por la tarde. El viernes de esa semana, la autopsia reveló que la muerte del niño se debió a inmersión y golpes fuertes.
Las autoridades siguen investigando el incidente. Hasta ahora, confirman que el niño y su familia estaban mirando una película al aire libre cuando el pequeño se fue caminando hacia la laguna frecuentada por caimanes, según firma CNN.
El jueves, la familia del niño hizo declaraciones en cuanto al dolor y la tristeza ocasionados por la pedida de su hijo.
"Las palabras no alcanzan para describir el shock y el dolor que siente nuestra familia causados por la pérdida de nuestro hijo. Estamos destruidos y pedimos que se respete nuestra privacidad durante este momento tan difícil," expresaron Matt y Melissa Graves de Elkhorn, Nebraska. "Queremos expresar nuestra profunda gratitud con las autoridades y los empleados de que trabajaron infatigablemente en las últimas 24 horas."
La Red respondió con compasión luego del incidente. Los usuarios de las redes sociales mostraron su apoyo a la familia con mensajes religiosos.
Sin embargo, muchos padres a lo largo del país demuestran su apoyo de otro modo. Comparten fotos de sus hijos en el lugar donde el caimán arrastró al pequeño.
Según BuzzFeed, la escritora Kristen Howerton se sumó a la tendencia desde su página de Facebook, donde compartió una imagen de sus hijos construyendo un castillo de arena en ese lugar.
"Es fácil echarle la culpa a los padres cuando sucede algo terrible porque queremos creer que somos mejores que ellos," escribió en Facebook. "Queremos consolarnos con la idea de que, al ser superiores, pudimos haber prevenido una tragedia; que las cosas malas solo les pasa a los padres incompetentes. Pero la verdad es que a los buenos padres también les suceden cosas malas y merecen empatía en vez de críticas."
Janice Croze, quien visitó ese lugar en 2012, también publicó en Facebook una foto de su hijo en el agua. Escribió que ojalá quienes criticaron a la familia entiendan que los niños suelen jugar allí y que los padres no tienen la culpa, según publicó BuzzFeed.
"Para quien quiere juzgar a esos padres por permitir que si hijo jugara cerca del agua en Dinsey World, aquí tiene a Olivia jugando en esa playa. Había muchísimos niños y adultos en la orilla. A ninguno se le ocurrió pensar que era peligroso. Fue un accidente inexplicable y horrible," escribió Croze en su perfil de Facebook.
Del mismo modo, la residente de Florida Jeannette Kaplun subió una foto de sus hijos tomada en esa playa. Le dijo a BuzzFeed que "su corazón esta apenado por la familia Graves. Le podría haber pasado a cualquier de nosotros."
Por supuesto que no todo el mundo está de acuerdo con demostrar compasión por esa familia, teniendo en cuenta que unas semanas atrás otra familia quedó en el ojo de la tormenta cuando su hijo cayó dentro de la jaula de un gorila. Si bien el niño salió ileso, el zoológico debió matar al animal.
Según Lenore Skenazy, bloguera que escribe para la plataforma Reason, el contraste radica en que el hijo de los Graves murió al ser atacado por el caimán y que no sería justo seguir agrediendo a una familia que ya "sufrió demasiado".
También ayuda el hecho de que el padre intentó arrancarle al niño de las fauces del caimán, lo que demuestra que la familia quiso salvarlo.
Skenazy agregó que la diferencia mayor radica en que la mentalidad de masa de Internet necesitaba responsabilizar a alguien por los ataques. En el caso del gorila, culparon a la familia. En este caso, culparon al hotel de Disney diciendo que no deberían permitir que los huéspedes se acerquen al hábitat de los caimanes.
"En ambos casos, la masa encontró a alguien a quien criticar después de una tragedia excepcional," escribió Skenazy. "Así, nadie se ve obligado a contemplar la imprevisibilidad de la vida o el hecho de que la seguridad perfecta no existe. Es mas fácil señalar con el dedo, que bien podría ser el mecanismo de defensa preferido de los estadounidenses."
Pero, de momento y hasta que salgan a la luz más detalles, los padres y madres se unen en apoyo a la familia Graves, con la esperanza de que encuentren luz cuando pase este momento tan negro.
Desde su página de Facebook, Melissa Fenton, madre de cuatro hijos, hizo un llamado de unión dirigido a los padres y madres del país.
"Al padre y a la madre que ayer fueron a dar un último paseo con su hijo, quiero decirles que lamento profundamente que hayan vivido la peor tragedia posible, un accidente. Lloro la muerte de su niño. Su hijo era mío también. No tengo sino amor por ustedes, amor que ayuda a superar el dolor de ayer, de hoy y de mil mañanas. Mis pensamientos y plegarias son para su corazón afligido. Que el Dios del universo milagrosamente les dé paz a ustedes y a su familia. Eso es lo que se debe decir. ESO. Y solo ESO. Basta de culpar. Basta de humillar. ¿Podemos simplemente amar a otros padres en su hora más difícil? ¿Por favor?"
 

 

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE