Suscripciones
Contáctanos
NIÑOS
Ayúdalos a enfrentar miedo ante tragedias mundiales
Los hijos están expuestos a los medios masivos, por lo que es necesario que los ayudes a procesar la información, según la edad

Deseret News

 

 

Un ciclo de noticias interminable hace difícil proteger a los niños de las imágenes y reportes de desastres ocurridos en todo el mundo, desde los atentados en el aeropuerto y la red de metro de Bruselas, Bélgica, hasta las muertes causadas por un terremoto en el sur de Taiwán el mes pasado.

Pero ayudar a los niños a entender el mundo es tarea de los padres, especialmente las noticias terroríficas. La edad de un niño debería determinar la profundidad de lo que se diga y las medidas tomadas por los padres para ayudar al niño a sentirse seguro, de acuerdo a los expertos.

Una guía publicada recientemente por Common Sense Media afirma que los niños menores de siete años no necesitan enterarse y que es deber de los padres proteger a los niños pequeños de imágenes perturbadores y difíciles de entender para cualquiera, pero especialmente para los jóvenes.

Como en un mundo lleno de medios de comunicación esto es más fácil de decir que de hacer, los padres deberían concentrarse en hacer que el niño se sienta seguro.

"Hay que tratar de no minimizar ni pasar por alto sus preocupaciones y temores, pero también tranquilizarlos explicándoles todas las medidas de protección que existen para que estén seguros", escribe la editora superior de CSM para paternidad, Caroline Knorr.

"Si la noticia ocurrió en un lugar lejano, se puede aprovechar la distancia para tranquilizar a los niños".

Knorr observa que el delito y la violencia pueden provocar miedo y que los padres deberían compartir consejos de seguridad adecuados para la edad del niño, como quedarse con un adulto.

En Quickanddirtytips.com, la psicóloga Ellen Hendriksen afirmó que los niños pequeños que ven imágenes perturbadoras podrían tratar de representarlo. Es mejor evitar que vean las imágenes.

Tras la matanza ocurrida en 2012 en un cine de Colorado, David Koldewyn, de Valley Mental Health, le explicó a Deseret News el concepto de responder según la edad. Koldewyn, un trabajador social clínico licenciado en Salt Lake City, contó que si su hija más pequeña no hubiese de alguna manera oído hablar sobre el tiroteo en el cine, él no habría hablado del tema. En aquel entonces ella tenía 10 años. Sin embargo, él sabía que no podría esquivar el tema ante sus hijas mayores.

"El contexto lo es todo", según el artículo. "Koldewyn contó que cuando habla con su hija mayor, de 15 años, es sobre la seguridad relativa y los riesgos de la vida.

No se puede prevenir todo, pero nos esforzamos por tratar de estar lo más seguros posibles. Y la probabilidad de que ocurra algo es muy baja'".

Koldewyn observó que los medios de comunicación instantáneos pueden darles a los niños la impresión de que la vida es riesgosa.

Los adultos también pueden asumir eso y reaccionar prohibiéndoles a los niños jugar al aire libre o ir caminando a la escuela "por si las moscas".

"'Entonces surgen niños ansiosos que siempre tienen miedo de que suceda algo y eso no es verdad'", dijo Koldewyn.

En el caso de los niños mayores de ocho años, es importante saber qué saben, o creen que saben, y corregir la información equivocada, pero siempre de forma adecuada a su edad. Los padres deben escuchar y poner las cosas en perspectiva, como por ejemplo destacando lo raros que son estos acontecimientos, incluso aunque parezca que ocurren bastante seguido en todo el mundo.

"Se debe supervisar y administrar el flujo de información", fue el consejo del Dr. Steven Richfield en Healthyplace.com tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, en un artículo que fue actualizado varias veces desde entonces.

"La mayoría de los padres están bien familiarizados con el impacto emocional de las imágenes violentas que aparecen en la televisión tras tragedias que se llevan vidas humanas (...) Por lo tanto, si decides permitir que tu hijo vea los noticieros, siéntate a su lado y pregúntale periódicamente qué piensa y siente".

Richfield dijo que la información errónea es otro peligro a tener en cuenta.

"Cuando los niños discuten lo sucedido con amigos y colegas, es posible que oigan falsificaciones deliberadas o distorsiones de la verdad. Prepáralos para estas posibilidades y aliéntalos a que revelen lo que escucharon para poder ayudarlos a separar los hechos de la ficción".

La Asociación Nacional de Psicólogos Escolares de Estados Unidos tiene una larga lista de cosas qué hacer y no hacer. La primera es mostrarse calmo y tranquilizador. Los padres y otros adultos deberían ser honestos, objetivos y perspicaces. Deben prestar atención a la aflicción del niño. Los adultos deberían evitar los estereotipos, afirmó el grupo.

También deberían reconocer que a los niños les gustaría saber cómo ayudar en situaciones como el terrorismo. A su vez, eso los ayuda a procesar el tema.

La Asociación Psicológica de EE.UU. declaró que los adultos necesitan mantener la casa como un lugar seguro, permitir que haya periodos donde no se vean noticias de esos eventos y también cuidar de sí mismos, para poder manejar su propio estrés y sus propias preocupaciones.

La Asociación Pediátrica de Estados Unidos compiló una lista genial de recursos para ayudar a adultos y niños a lidiar con tragedias de todo tipo, desde la muerte de un ser querido hasta catástrofes naturales y delitos.

 

Foto: Tomada de Cdn2.upsocl.com

 

 

Expertos afirman que es mejor evitar que vean las imágenes.

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE