Suscripciones
Contáctanos
TECONOLOGÍA
Aviones solares ¿Son el futuro?
Esta maravilla científica acaparó los titulares del mundo por ser un avance tecnológico ecológico para la aviación. ¿Pero son realmente los aviones solares el futuro de la aviación?

Deseret News

Suena como un avance tecnológico salido de una novela de ciencia ficción: un avión impulsado exclusivamente por el sol vuela durante tres días por el Océano Pacífico.
"Es una nueva era. No es ciencia ficción. Es el presente", declaró a CNN el explorador y psiquiatra suizo Bertrand Piccard, copiloto de un avión de este tipo con su compatriota André Borschberg, ingeniero y ex piloto de la Fuerza Aérea Suiza.
En 2009, Piccard y Borschberg presentaron el Solar Impulse, el primer avión impulsado exclusivamente por la energía solar. En 2010, el Solar Impulso entró a la historia al volar de noche; luego, en 2013, atravesó la región continental de Estados Unidos. En 2015, durante una vuelta al mundo, se sobrecalentaron las baterías de ion litio y el viaje tuvo que posponerse 10 minutos… tras romper otro récord con un vuelo de cinco días y cinco noches desde Japón hasta Hawai. Ahora, Solar Impulse 2 proseguirá con aquella vuelta al mundo para promover la energía limpia rumbo a Abu Dabi a fines del tercer trimestre.
Esta maravilla científica acaparó los titulares de todo el mundo por ser un avance tecnológico ecológico para la aviación. ¿Pero son realmente los aviones solares el futuro de la aviación?

¿Cómo funciona el Si2?

El Si2 está cubierto por 17.248 células fotovoltaicas, que funcionan de forma muy parecida a las caseras: captan la energía, la almacenan y luego la distribuyen. Esas células fotovoltaicas alimentan las cuatro baterías de polímero de ion litio del avión, las cuales le permiten volar durante períodos más prolongados y lo ayudan a hacerlo en la oscuridad. Los cuatro motores eléctricos son impulsados exclusivamente por esta forma de energía renovable y no usan combustible.

¿Cuáles son los pros y contras del vuelo solar?

Volar con energía solar es una posibilidad fascinante, pero ¿es una opción comercialmente viable? Consideremos sus pros y contras.

Pros

Vuelo perpetuo: los paneles solares producen su propia energía in situ, por lo cual, en teoría, el avión podría volar para siempre en condiciones meteorológicas perfectas. Hasta ahora, el vuelo más largo de Solar Impulse fue entre Japón y Hawai, un récord mundial: 117 horas y 52 minutos.
Sin polución dañina: como los aviones a energía solar no necesitan combustible, no expelen emisiones dañinas.
Caería el costo de los paneles solares: si se empiezan a producir aviones a energía solar en masa, caería el costo de los paneles solares de todos los tipos, incluso de aquellos de uso residencial.

Contras

Velocidades lentas: con una velocidad crucero de 69 kilómetros por hora, el Si2 viaja más o menos a la misma velocidad que un auto. Un avión común tarda más o menos cinco horas en viajar desde Hawái hasta California, mientras que al Si2 le llevó más de 62 horas cubrir esa distancia.
Se necesita un clima perfecto: los aviones a energía solar necesitan condiciones meteorológicas prácticamente perfectas para volar: el día tiene que estar despejado y con sol para que las células fotovoltaicas carguen energía. Además, debido a su peso liviano, el avión es sensible a vientos fuertes, y la lluvia puede retirarlo del servicio. Actualmente, los meteorólogos deben trabajar en contacto estrecho con el equipo del Solar Impulse para crear las rutas de vuelo.
Tamaño incómodo: es un avión grande, pero liviano. Tiene una envergadura comparable a la de un Boeing 747 —71,6 metros—, pero el peso de un Jeep Grand Cherokee. Los aviones más livianos consumen menos energía al volar, pero se necesita más peso para el transporte de personas.
La dura vida del piloto: Las horas y días que se pasan en un avión a energía solar son duras. La cabina es minúscula, por lo tanto los pilotos no pueden ponerse de pie, caminar ni ducharse. Hay un pequeño hoyo en sus asientos que hace de inodoro. Como hay que tener el menor peso posible, no puede llevar cosas innecesarias, como navajas. Sus dietas están estrictamente organizadas y gran parte de lo que consumen a bordo son alimentos hechos puré con muchos nutrientes. Los pilotos entrenan para dormir en intervalos cortos, de veinte minutos, reclinando sus sillas… sólo cuando hace buen tiempo, claro.

¿Son los aviones a energía solar el futuro de la aviación?

Los posibles beneficios de los aviones a energía solar son alentadores, pero las condiciones actuales del prototipo del Si2 resultan prohibitivas para la aviación comercial, al menos por ahora. Entonces, ¿esta nueva tecnología está allanando el camino para la aviación del futuro?
Swiss Broadcast Corporation sostiene que así como está, la tecnología del Si2 no podría sustituir a la aviación comercial… y que no es la intención. Como dijo Piccard: "El Solar Impulse no se construyó para transportar pasajeros, sino mensajes". La idea es alentar a la gente a cuestionarse e innovar para generar nuevas soluciones que el Solar Impulse no puede aportar. La vuelta al mundo tendrá varias paradas, en las cuales el equipo del Solar Impulse presentará el avión y promocionará la energía renovable.
La revista Wired informó que es matemáticamente imposible que el Si2 pueda volar ni siquiera en su condición actual, con base en el peso informado, su velocidad promedio y su coeficiente de planeo. Según estas cifras, los aviones a energía solar no son escalables para la aviación comercial: simplemente no tienen suficiente energía para transportar a muchos pasajeros. A menos que se produzcan avances científicos y tecnológicos enormes, nadie volará comercialmente en un avión a energía solar.
Piccard declaró al EE Times que el principal desafío para la tecnología solar es crear aviones más livianos que no necesiten piloto. Por otro lado, los modelos de mayor tamaño podrían aprovechar otros avances en la energía limpia, como las baterías recargables, que según cree el pionero suizo serán viables dentro de diez años.
El Solar Impulse fue un hito para la ciencia, la tecnología y el mundo. Si bien todavía falta para que reservemos lugares en vuelos comerciales con aviones impulsados por el sol, esta energía limpia ofrece muchas oportunidades.


Foto: Deseret News

En 2010, el Solar Impulse entró a la historia al volar de noche; luego, en 2013, atravesó la región continental de Estados Unidos.

 

 

 

 

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE