Suscripciones
Contáctanos
SALUD
¿Sabes cómo debes manejar tu tristeza?
Todos, en algún momento, nos convertimos en un ser triste.. No se trata de etiquetarla, de rehuirla, ni odiarla, sino de usarla a nuestro favor para hacer una introspección, para entenderla y superarla

(DESERET NEWS)._  La tristeza no es tu enemiga, ni podemos decir que sea la mejor de las amigas, pero tiene un propósito. La tristeza, como hace el dolor, nos avisa que estamos ante una situación que puede o nos está provocando una lesión. 
Aunque parezca que sólo quiere atormentarnos, en realidad nos pide lidiar con lo que nos sucede, sean heridas abiertas o dolores fantasmas.
Las personas en esta condición requieren de tratamientos muy específicos, y si se les administran dosis en extremo altas de cualquiera de los remedios el resultado puede ser contraproducente. 
Por ejemplo, demasiados cuidados terminan causando incapacidad; demasiada atención, dependencia; demasiado arropo, mala costumbre.
La tristeza tiene un componente adictivo: el corazón se deja arrullar por las lamentaciones del alma y de a poco late con menos fuerza. No es lo mismo estar triste que estar deprimido, aunque uno y otro estado se parezcan y complementen. Por eso no todos sabemos cómo lidiar con la tristeza.

¿Cómo tratarla?
Aunque los helados y el chocolate son a la tristeza lo que los antojos a las mujeres embarazadas, demasiada azúcar nunca es buena, entre otras cosas porque provoca adicción y, al final, no resuelve el problema. Los plátanos y los frutos secos, por el contrario, pueden ser buenos aliados, ya que tienen el mismo efecto.
Los tristes deben estar en movimiento, porque lo más efectivo para un corazón en pausa es un torrente sanguíneo activo. Busca a tus amigos, a tu familia, a lo que sea que te saque de la zona de confort. De este modo evitarás que se convierta en depresión.
La diferencia entre un triste y un deprimido es que la depresión es un problema de salud, y la tristeza es la respuesta a acontecimientos en nuestras vidas. Trabajar en los cierres puede ayudar a lidiar con la tristeza.
Las personas entristecidas necesitan externar sus emociones. Sé ese oído, ese hombro, ese cómplice que tanta falta les hace. La tristeza es la evidencia de que algo no está bien, así que muchas veces es el mal necesario para cambiar algunas cosas.
Las personas alicaídas deben tener un plan de vuelo. Una agenda con propósito siempre ayuda a sacar de nuestras vidas a los visitantes inoportunos. La tristeza va y viene y está bien que así sea, pero jamás te encariñes con ella y la dejes hacer nido.
La tristeza no se escoge, nos escoge. Nos volvemos los huéspedes ideales ante la pérdida de un empleo, un ser querido, una relación amorosa, una enfermedad, o cualquier otra situación que afecte nuestra vida. En esencia, su origen y síntomas semeja una depresión; de hecho, una tristeza profunda y mal tratada puede deprimirnos.
Todos, en algún momento, nos convertimos en un ser triste, porque va y viene según las circunstancias por las que estemos pasando. 
No se trata de etiquetarla, de rehuirla, ni odiarla, sino de usarla a nuestro favor para hacer una introspección, para entenderla y superarla. La tristeza está ahí para nosotros, ¿has podido lidiar con ella o sabes cómo hacerlo?

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE