Suscripciones
Contáctanos
PAREJA
Creo que mi matrimonio se acabó, ¿qué puedo hacer?
Algunas personas insisten obstinadamente en que pueden arreglar la situación por sí solas, pero eso ocurrirá más pronto y con menos sufrimiento obteniendo ayuda profesional.

En esta edición de LIFEadvice, Kim trabaja con Kristena Eden, instructora de Claritypoint, para compartir algunas maneras de reparar una relación rota.

Pregunta:

Cuando mi marido y yo nos casamos éramos muy felices. Parecía que todo era fácil y que él no podía hacer nada mal. Ahora, es como si se propusiera que mi vida sea desdichada o en todo caso no le importa cómo me siento. Cada vez siento menos respeto por él y peleamos más a menudo. Creo que nuestro matrimonio está totalmente acabado. ¿Hay alguna forma de volver al amor que tuvimos?

Respuesta

Existen formas de crear más amor, respeto y atracción en su matrimonio, pero probablemente no será nunca como fue al comienzo, ni tampoco debería serlo, porque podría ser algo incluso mejor.

En su libro ?The Lifecycle Stages of a Marriage?, Barbara Markey, ND, Ph.D., explica que las relaciones avanzan en tres etapas básicas. Las llamamos la etapa de recién casados, la etapa colaborativa y luego la etapa entrañable.

La etapa de recién casados es la etapa de romanticismo y sensaciones vertiginosas. Estamos entusiasmados y la hormona del amor está alborotada. Sentimos que nada puede salir mal. Esta etapa está llena de pasión, y nos resulta fácil dar y dar, satisfaciendo todas las necesidades de nuestra pareja. En esta etapa, tendemos a idealizar y rodear de romanticismo la ?idea? del matrimonio. Aquí pensamos que como tenemos la pareja ideal, seguiremos en esta etapa para siempre. Cuando comienza a cambiar y pasa a la siguiente etapa, a veces sentimos que nuestro amor se acabó.

La etapa colaborativa es la etapa de resolver problemas. Aquí ambos comienzan a invertir la mayor parte de sus esfuerzos en los trabajos, en criar a los hijos o pagar las cuentas. Hasta es posible que piensen que están más en una relación de negocios que en un matrimonio.

Esta es la etapa de empresa pública, cuando intercambian servicios y aquí deben trabajar para recordar por qué están casados inclusive. Es posible que olviden que están aquí y la vida puede estar repleta de estrés y miedo. Quizá tengan miedo de no estar a la altura de las circunstancias y sientan un miedo a la pérdida que haga parecer a su cónyuge como el enemigo. Es posible que sientan que perdieron el amor verdadero pero sólo porque no es como antes y los sacrificios y las luchas de esta etapa pueden llegar a ser abrumadores. En esta etapa es cuando debemos recordar que cada objetivo valioso que obtenemos llega con mucho trabajo. Como afirma Thomas Edison, ?Los tres grandes factores esenciales para alcanzar algo valioso son, primero, el esfuerzo; segundo, la constancia; tercero, el sentido común?.

Se necesita mucho sentido común, mucho esfuerzo y mucha madurez para atravesar esta etapa de la vida sin dejar de admirarse y quererse mutuamente. Mientras usted y su cónyuge avanzan por este tramo de la vida, su carácter es puesto a prueba y cada uno tendrá muchas oportunidades de ver lo mejor y lo peor de su cónyuge. Lo verá crecer, tropezar, levantarse y aprender en la universidad de la vida.

En esta etapa, tendrá muchas oportunidades para perdonar y darle a su cónyuge espacio para aprender y ser un proceso en marcha, ya que los dos son eso. También tendrán muchas oportunidades para pedir perdón por sus errores, sus faltas y deficiencias. Con suerte, mientras los dos van transitando con dificultad esta etapa y los retos de la vida, comenzarán a admirarse y a concentrarse en la bondad que tiene cada uno en su interior. Esto comienza a crear la etapa final.

La etapa entrañable es la última y mejor. Es la más estable de todas las etapas y la más rica. Es donde usted comienza a conocer y amar de verdad a la otra persona. Usted creía que la amaba al comienzo, pero ahora se da cuenta de que era sólo deslumbramiento y atracción, no era amor verdadero. El amor verdadero consiste en admirar, respetar, apreciar y honrar el valor intrínseco de ese increíble ser humano con el que se casó. Es verdaderamente preocuparse por esa persona y su felicidad como se preocupa por la suya (o inclusive más). Es un espacio donde usted ama su carácter, sus virtudes, sus talentos, sus caprichos, sus defectos y sus debilidades, pero elige perdonar sus errores y aceptar completamente su luz. Esta es una etapa de amor maduro, de entendimiento y sabiduría.

Para cuando llegan a esta etapa, probablemente ya aprendieron más a comunicarse y resolver los problemas juntos.

Es aquí donde finalmente cada uno sabe quién es y también con quién se casó. Han aprendido a elevarse mutuamente y a comprenderse en un nivel más profundo. Sus expectativas ya no son fantasías, ahora son realistas, comprensibles y aceptables. Han llegado a un lugar de paz. No el éxtasis perfecto sin ningún problema, sino un lugar de profunda devoción y conexión.

¿Cuál es, pues, la clave para que pueda superar los momentos de ruptura y alcanzar la etapa perdurable?

Consiste en concentrarse en la admiración por los esfuerzos del otro, su lucha, sus intenciones y su valor intrínseco. Nunca será perfecto y continuamente la decepcionará (como usted a él), pero si se concentra en su bondad y le da el mismo nivel de perdón y compasión que usted quiere, llegará allí. Veamos algunas otras sugerencias:

1. Busque ayuda profesional ante la primera señal de problema. No espere años (como hacen muchos) hasta que el dolor es profundo y las heridas mortales. Con una pequeña ayuda de un experto, ya mismo, recomponer la relación será mucho más fácil y rápido. Si no han encontrado a alguien que les guste a ambos, sigan buscando y encuentre a una persona que pueda trabajar con los dos individualmente para que su objetivo se mantenga en recomponerse usted misma, no a su cónyuge.

2. Averigüe cuáles son los miedos de su esposo e identifique los miedos que su esposo provoca en usted. Hay algunas planillas de trabajo en nuestro sitio Web que le ayudarán a hacer esto. Apenas entienda los miedos, entenderá qué los dispara y también sabrá qué es necesario cambiar.

3. Compartan tiempo. El terapeuta de matrimonio y familia Brett Williams dice que el verdadero amor se reduce a la atención. No se puede crear un amor perdurable sin dedicar mucho tiempo y atención a nuestro cónyuge. Recuerde qué hicieron cuando recién se enamoraron y vuelva a hacerlo. ¿Qué los hacía reír a los dos? ¿Qué los hacía sentirse amados? Asegúrese de reconocer, escuchar bien, validar y desarrollar a su esposo.

4. Hagan una salida nocturna. Salgan por lo menos una vez al mes sin los niños.

5. Encuentren un hobby o una actividad divertida para compartir.

6. Sorprenda a su pareja. Hágale un regalo sin ningún motivo, haga un encargo para él o hágale un masaje. Permítale saber que piensa en él y desea prestarle un servicio.

7. Buenos días o buenas noches a diario. Salúdense cuando llegan y se van cada día. Intercambien un abrazo, una sonrisa o un beso, simplemente para recordar que sí, la vida es abrumadora, pero todavía sigo amándote.

8. Escuche, escuche, y escuche un poco más. Escuchar es la forma más poderosa de demostrarle a una persona que se la valora. Pase mucho tiempo en esto y honre y respete su derecho a ver el mundo a su modo.

9. Cuide que su cónyuge se sienta apreciado, admirado, respetado y querido todos los días. Desarrollen una mejor relación íntima: eso requiere tiempo y esfuerzo. Agradézcale cada cosa pequeña que hace por usted y la familia. Háblele con frecuencia de los rasgos de carácter que ve en él y que admira. Dígale lo afortunada que es por estar casada con él. Coach Kim ha escrito numerosos artículos sobre estos temas en su blog.

10. Recuerde que su esposo es igual a usted. Por muchos que sean los defectos que tiene cada uno, su valor intrínseco es no obstante el mismo. Asegúrese de que nunca desprecia o insulta a esa alma increíble, milagrosa y única con la que se casó. Levántele el ánimo y ayúdele a ver su potencial. El estímulo positivo genera un cambio mayor del que puede llegar a generar la crítica.

No obstante, la mayoría de los matrimonios destruidos necesita alguna intervención profesional para reparar la relación. Yo le recomiendo encarecidamente que busque un terapeuta, un coach o un analista. Algunas personas insisten obstinadamente en que pueden arreglar la situación por sí solas, pero eso ocurrirá más pronto y con menos sufrimiento obteniendo ayuda profesional.

Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE