Suscripciones
Contáctanos
Elimina el estrés en la vida familiar
Educar y convivir con niños pequeños no es nada fácil; aprende a evitar la tensión y garantizar la armonía en tu hogar
MÉXICO (DESERET NEWS)._ Tener hijos pequeños es todo un desafío. A pesar de lo maravilloso que es mirar cómo crecen y se desarrollan, tomar las riendas de su educación puede llegar a ser estresante, sobre todo si hay que criar dos o más pequeños al mismo tiempo.
Corren por toda la casa, se suben a los muebles, pintan las paredes y ensucian todo cuanto tocan.
Es, por cierto, uno de los escenarios de mayor tensión al que se enfrentan muchos papás y mamás, particularmente quienes cuentan con un escaso sentido de la tolerancia y la paciencia.
No obstante, esto forma parte del aprendizaje de ser padres. Todos, incluso quienes se consideran más pacientes, se ven en el límite del estrés cuando se trata de educar y convivir de forma permanente con niños inquietos y no tan inquietos.
Encontrar la manera de vencer dicho estrés y adquirir la armonía familiar es más sencillo de lo que piensas.
Sólo es cuestión de que te animes a poner en práctica algunos consejos en tu hogar para que tú y tus pequeños rompan con la tensión que podrían estar viviendo cada día.
A continuación se enumeran cinco puntos importantes que te ayudarán a terminar con ese estrés familiar que quizás está dañando la relación con tus hijos.
 
1. Orden y ejemplo en el hogar
No hay duda, una casa ordenada genera paz y calma en los corazones de quienes la habitan. Así que, por más pequeños que sean tus hijos, enséñales desde ya la importancia de colocar sus juguetes, ropa, zapatos y todo cuanto tomen en el lugar que le corresponde. Y tú procura hacer lo mismo, ya que eres ejemplo para tus niños.
Piensa que el hecho de tener un lugar de convivencia limpio y ordenado te permitirá interactuar con ellos más en calma y en un ambiente óptimo.
 
2. Tareas para todos
Procura acordar las asignaciones que cada uno tendrá dentro del hogar. Decide junto a ellos quién levantará los juguetes, quién ayudará a mamá con el quehacer, quién deberá tender su cama, etcétera.
Determina previamente un rol de labores que todos puedan tener en mente día a día. Esto te evitará tener futuras tensiones con tus hijos y pareja.
 
3. Paciencia vs estrés
Si tienes hijos pequeños, será seguramente un punto difícil de seguir; debido a que la mayoría de los niños suelen ser inquietos y están en constante búsqueda de nuevas aventuras, no es extraño que te desesperes con ellos.
Sin embargo, procura no gritarles ni regañarlos constantemente. Por el contrario, intenta ser paciente y evita que el estrés familiar se apodere de ti, ya que, aunque no lo creas, las tensiones se las transmites a tus pequeños con mucha facilidad.
 
4. La costumbre del respeto
El respeto entre tus hijos y tú es una de las costumbres que nunca debe faltar entre ustedes. Por más desesperante o delicada que pueda ser la situación, siempre procuren hablarse con amor y tolerancia.
Como padre o madre exige a tus hijos el mismo respeto que estás dispuesto a ofrecerles, es decir, el respeto no sólo debe ser de ellos hacia ti, sino de ti hacia ellos. Aunque sean pequeños, tus hijos pueden percibir cuando existe respeto de tu parte, y por ende eso los llevará a respetarte a ti como su madre o padre.
 
5. El amor por encima de todo
Si Tu Casa está a punto de convertirse en un campo de batalla en la que todos parecen cargar una bomba de estrés, llénalos de abrazos, besos y lindas palabras. Por si no lo sabías, el mejor antídoto para el estrés familiar es el amor.
Ciertamente, no hay nada más poderoso que una familia que se ama y apoya a pesar de los desafíos y las presiones, tanto personales como familiares.
Finalmente, la armonía familiar que puedas alcanzar junto con tus hijos y pareja dependerá, en gran medida, del amor que estés dispuesta a dar.
TAGS: Estrés Familia Convivencia
Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE