Suscripciones
Contáctanos
Tener antojos es un reflejo de tu salud
Lo que se te antoja habla de tus carencias y hasta de tu personalidad

MÉXICO (Deseret News)._ Los antojos son deseos intempestivos por comer: un platillo enchiloso, dulce, salado, amargo o grasoso. Tu cuerpo te los pide y muchas veces sucumbes a ellos, suponiendo que tal vez te sucede como a las mujeres embarazadas: el cuerpo pide lo que necesita. ¿Será así?

De acuerdo con el doctor David Duarte, médico homeópata mexicano del Instituto Politécnico Nacional, los sabores son el lenguaje que la naturaleza brindó a los alimentos para dialogar con nuestro cuerpo.

Ahora, ¿cómo traducir ese lenguaje que los sabores y antojos nos dan? ¿Qué nos dice nuestro cuerpo con ellos? Lee las siguientes líneas para conocer las respuestas.

 

NECESIDADES NUTRICIONALES

Lo ideal para asegurarte de recibir lo que tu cuerpo requiere es detectar la necesidad que mani?esta cada tipo de antojos, pues de esta manera te alimentarás más sabiamente. Checa ejemplos especí?cos que indican necesidades nutricionales.

 

De chocolate

Este antojo puede deberse a una de?ciencia de serotonina. Este neurotransmisor regula el apetito, controla la temperatura del cuerpo y equilibra el deseo de tener relaciones íntimas. Se recomienda consumir los que son altos en cacao y bajos en azúcar. También busca técnicas de relajación, bailar, actividades nuevas y emocionantes o buscar alimentos ricos en triptófanos como pastas, frijol, queso y plátano.

 

Alimentos dulces

Tener este antojo re?eja falta de triptófanos. Algunos estudios relatan que periodos largos en ayuno inducen una mayor producción de una hormona llamada grelina y esta conduce al individuo a buscar alimentos de mayor densidad energética. Una sugerencia, entonces, es que hagas más de tres comidas al día (lo recomendable son cinco) y que procures los alimentos indicados en el punto anterior.

 

Alimentos salados

Puedes sentir antojo de alimentos salados porque has acostumbrado a tu cuerpo a consumir mucho este condimento y cuando no lo recibe en la misma cantidad, te lo reclama. También es común sentir ansiedad cuando comienzas una dieta baja en sales. En caso de que no abuses de la sal, ni estés llevando un régimen bajo en sodio, este antojo re?eja la falta de minerales en tu cuerpo.

 

Propiedades de alimentos dulces

Son apropiados para el hígado porque suavizan emociones agresivas, pero es muy importante moderar su ingesta porque su exceso afecta el páncreas. Favorecen a personas nerviosas, ansiosas o agresivas; sin embargo, en personas melancólicas generan rápida adicción emocional.

 

Propiedades de alimentos salados

La sal fortalece la mente-corazón débil y mejora la concentración. Quienes más se bene?cian de su consumo son las personas nerviosas y delgadas. Como aumenta el sabor que se experimenta en los alimentos, su exceso puede llevar al hedonismo, buscar el placer por el placer.

 

Propiedades de alimentos ácidos o agrios

Actúan en el hígado, contrarrestan los efectos de las grasas y liberan obstrucciones del organismo. Es el alimento preciso para alinear mente y corazón.

 

Propiedades de los alimentos picosos

Ayudan a expulsar gases, estimulan la circulación, movilizan el hígado, descongestionan los pulmones. La emoción predominante de este sabor es la alegría y en exceso lleva a la ira. Se recomienda para personas ?emáticas.

 

Propiedades de alimentos amargos

Es el sabor más curativo y el menos apreciado. Limpia las arterias y baja la presión arterial. La emoción predominante de lo amargo es la insatisfacción, lo que provoca un deseo de cambio, pero en exceso provoca amargura.

 

CAMBIOS HORMONALES

Si te encuentras en la menstruación, embarazo o menopausia, las alteraciones hormonales que vives pueden “pedirte” que te alimentes con ciertas comidas.

Si llevas un control de tus ciclos, puedes estar al pendiente si en tus días más o menos fértiles tienes antojo de cierto tipo de comida y eso te ayudará a ubicar que las ansias que tienes por algún alimento –si no quieres satisfacerla– pasarán en un par de días.

De otra manera, tienes el pretexto perfecto para justi?car tomar tu helado favorito, de postre, al menos una vez al mes.

 

EL HAMBRE EMOCIONAL

Para hacer más aún más interesante este tema, de acuerdo con el doctor David Duarte, existen varias claves para saber leer en los sabores las necesidades del cuerpo. Para este médico mexicano, la medicina UNANI es el diccionario que te ayudará a siempre estar conscientes de lo que buscan tu espíritu y tu cuerpo.

El doctor explica que cada tipo de antojo tiene ciertas características que puedes utilizar para complementar tus necesidades físicas y emocionales.

 

* Artículo de Marilú Ochoa Méndez, colaboradora de Familias.com

TAGS: Antojos Alimentación Tu Salud
Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE