Suscripciones
Contáctanos
No expongas a tu familia: ¡Evita los peligros navideños!
Si bien, las fiestas decembrinas se asocian con momentos de felicidad, también conllevan serios riesgos

Dantiela Mendoza

En pleno diciembre, estando entre las decoraciones navideñas, los villancicos, la calidez del hogar y los encuentros de familiares y amigos, todo parece ser alegría. Sin embargo, estas semanas no están libres de peligros y de posibles situaciones adversas.

Sí, la Navidad es una época especial en muchos sentidos, pero también tiene una serie de riesgos sobre la que se debe estar muy atentos, especialmente si se tienen niños pequeños, enfermos crónicos, adultos mayores y mascotas en la familia.

Incluso, hay riesgos a la salud que son propios de la época de Navidad o, por lo menos, mucho más comunes en esta temporada que en el resto del año, como lo son incendios en la decoración, descompensación por atrancones y accidentes .

En estas fechas, entre las palabras más recurrentes y peligrosas, están abuso y exceso de confianza. Por ello, y sin la intención de aguarte las fiestas, se elaboró este ranking de los 10 peligros navideños y tres dolorosas menciones honoríficas.

 

 

1. Atrancones

Comidas y cenas con cantidades enormes de comida pueden cuadruplicar la posibilidad de tener un infarto del corazón solo dos horas después de haber comido. 

Cuando se consumen grandes cantidades de hidratos de carbono, grasas y sales, el cuerpo tiene que trabajar mucho más duro para digerir toda la comida. De hecho, después de una comida excesiva, el corazón tiene que trabajar a gran ritmo, durante seis horas, para ayudar a hacer la digestión. 

Algunas soluciones para evitar un atracón son: beber medio litro de agua, media hora antes de las comidas, comer más despacio y empezar con una sopa o una ensalada.

 

2. Enfermedades respiratorias

En esta temporada hay cinco veces más visitas a urgencias por neumonías, bronquitis y resfriados que en las vacaciones de verano. Es importante intentar subir las defensas, a través de la vacunación contra la influenza, una alimentación con frutas y verduras de temporada, hacer deporte y tener un descanso equilibrado, así como la toma de suplementos de vitamina C prescritos por el médico.

 

3. Depresión

El peligro emocional también acecha en Navidad. Está demostrado que la época de más separaciones de pareja es durante y después de las fiestas navideñas. Además, la época posnavideña se puede caracterizar por el estrés, la ansiedad y la depresión, y es en todo tipo de personas: adultos mayores que añoran los tiempos pasados, adultos que se separan, jóvenes que no están con sus seres queridos, niños que no reciben el regalo esperado.

 

4. Accidentes de tránsito

Las carreteras y el alcohol no se llevan nada bien. Desde el Buen Fin hasta el 6 de enero, la combinación del aumento de tráfico con un mayor consumo de bebidas alcohólicas tiene consecuencias funestas: en esta temporada aumentan los accidentes y las muertes que estos provocan.

La solución más eficaz es la más simple: Si bebes, no manejes. Si manejas, no bebas. Si te tomas unas copitas y no cuentas con alguien para llevarte a casa, es preferible tomar un taxi o que te quedes a dormir en un sofá ¡o hasta en tu propio carro! Además, ten presente usar siempre el cinturón de seguridad, planificar el recorrido con antelación y mantener la distancia adecuada entre vehículos. Los latigazos cervicales producidos por los accidentes de tráfico causan dolores de espalda y cabeza, mareos, vértigos y ansiedad.

 

5. Abuso de calorías

En las posadas y convivios decembrinos se suele comer de una forma exagerada. De hecho, si no tienes cuidado se pueden consumir hasta 5 mil calorías al día.

El exceso de grasas y de calorías puede provocar problemas como pesadez estomacal y reflujo gástrico, por las enormes cantidades de ácido gástrico que el estómago tiene que producir para digerir la comida; gota, por el excesivo consumo de alcohol, marisco y carne roja; o cólicos, para los que tienen problemas de vesícula, además de un aumento de peso, ya que llevar una dieta abundante en golosinas, almuerzos, cenas y recalentados, tiene sus consecuencias.

 

 

6. Abuso de alcohol

La Navidad es probablemente la época del año en la que más bebidas alcohólicas se ingieren. Y esto tiene un riesgo serio para Tu Salud, ya que puede causar arritmias y es muy peligroso, sobre todo para personas con enfermedades coronarias, indigestión alcohólica, cirrosis hepática e hígado graso, por no hablar de los accidentes de tráfico, fruto de este hábito.

 

7. Juguetes de riesgo

Para evitar accidentes relacionados con los juguetes, una de las tareas de Santa Clos y los Reyes Magos debe ser escoger regalos apropiados para la edad, así como estar bien informados sobre varios peligros potenciales como la presencia de plomo en algunos productos chinos. 

Pero también los adultos pueden salir lesionados, una de las causas más comunes de las visitas a las salas de urgencia, durante Navidad, son las heridas y pinchazos al tratar de abrir los paquetes de plástico duro, las caídas de patinetas y bicicletas, asfixia o atragantamiento con piezas pequeñas. 

 

8. Caídas

¡Mira dónde pisas! En diciembre hay más caídas en las calles y accidentes de tráfico que en el resto del año. Las prisas, el mal tiempo, el estrés y el consumo excesivo de alcohol, pueden jugar muy malas pasadas, que terminan en fracturas de manos, tobillos y costillas, incluso del tipo expuesto; además de luxaciones en rodillas, caderas y hombros. Además de que se está más tiempo en la calle, en medio del tumulto.

En casa ocurren lesiones y fracturas por las caídas al intentar poner los adornos en el árbol de Navidad o al exterior del hogar.

 

9. Árbol navideño

Además de las caídas que generan urgencias médicas al intentar adornarlo, el protagonista de la decoración navideña es un riesgo para las mascotas y niños pequeños, que se sienten atraídos a jugar con las series de luces o gatear cerca de él, generando accidentes como electrocuciones o que el pino se venga encima de la criatura. No te olvides tampoco de apagar las luces cuando todos se van a dormir, evitando que quede encendido en la noche.

 

10. Incendios en casa habitación

Todos los años, muchas personas pierden su patrimonio, incluso la vida, porque se les olvidó apagar las velas del centro de mesa, el pino natural se incendió por estar prendido toda la noche o se registró un corto circuito en las instalaciones eléctricas de su hogar, ante la gran cantidad de luces y adornos navideños electrónicos. 

Existe un 50 por ciento de posibilidad de morir en una casa incendiada, durante diciembre, que cualquier otro mes del año. Toma tus precauciones todos los días, especialmente en las noches y al salir de casa. La manera más infalible de prevenir que tu arbolito se convierta en una antorcha, es optar por uno artificial, resistente a las llamas.

 

MENCIONES HONORÍFICAS

 

1. Mariscada navideña

Ten mucho cuidado con los mariscos, especialmente si son crudos, ya que ostras y moluscos absorben la contaminación del mar, incluyendo bacterias como la salmonela y algún virus como el de la hepatitis A. Además, las ostras crudas pueden tener una bacteria llamada vibrio vulnificus que puede causar problemas importantes de salud.

 

2. Mascotas indómitas

No regale una mascota, no es un juguete, es un ser vivo que reacciona ante el contacto con los seres humanos. Antes de decidirte a dar un paso tan importante, ten en cuenta si vas a poder asumir toda la responsabilidad con el animal y en qué va a cambiar la rutina y la salud de los habitantes de Tu Casa.

 

3. Quemaduras con pirotecnia

Las lesiones más comunes son las quemaduras en manos, rostro y abdomen, muchas veces los petardos explotan antes de que se arrojen, también hay daños en ojos y oídos.

La intoxicación es otro de los peligros, pues los niños abren los cohetes y después se llevan la mano a la boca con plomo, azufre y pólvora. 

En algunos casos, los accidentes se deben a la pirotecnia en sí misma. El principal peligro está en el mal uso que se hace de ella, como al tratar de explotar varios cohetes a la vez, permitir que los niños jueguen con el fuego o usarla dentro de los hogares.

TAGS: Tu Salud Navidad Prevención Peligros
Comentarios
 Para poder comentar, debes estar registrado.. es fácil y rápido
Suscribirse a nuestros contenidos
Nombre:
Dirección de correo:
MÁS VISITADO
 
MÁS COMENTADO
SEMANA
 
MES
 
SIEMPRE